¿Problemas en la producción de ordenadores portátiles?

ordenadores portátiles

No sorprendo a nadie si digo que, en esta última década, ha aumentado el uso de ordenadores portátiles a nivel mundial (un 50% para ser exactos). Esto se debe a las facilidades y comodidades que nos proporcionan. Ahora bien, lo que nadie se esperaba es que sucediese una pandemia a nivel global que supusiera un cambio gigantesco en este sector. Sólo en España y durante 2020, en plena crisis del coronavirus, la venta de ordenadores portátiles creció un 300%.

¿Cómo ha acelerado la COVID-19 esta producción?

Esta pandemia ha traído una aceleración digital que ha estado en el centro de la transformación. Esto ha provocado que muchas de las actividades que antes realizábamos de forma física ahora las hagamos de forma online. De esto modo cubrimos,por ejemplo, necesidades empresariales, sociales, del ámbito de la educación o simplemente nuevas formas de entretenimiento en casa.

¿Cómo ha afectado a los precios y a la producción?

Durante esta última década, este tipo de dispositivos no ha dejado de sufrir caídas constantes en sus precios. Pero debido a esta última demanda sin precedentes los precios de los ordenadores y de sus componentes han aumentado. Además, las cadenas de producción han sido incapaces de adaptarse a esta nueva realidad. Todo el sector se ha visto sometido a una congestión que a día de hoy está sin resolver. A este fenómeno se le conoce como rotura de stock. El mejor ejemplo de esto es la crisis de los chips, estos componentes únicamente son fabricados en Asia que es el país donde más fuerte ha golpeado esta pandemia. Esta crisis ha provocado el cierre de fábricas, la pérdida de trabajadores y, en general, ha generado un descontrol que ha conducido a que estos chips no hayan podido distribuirse por todo el mundo para la construcción de nuevos ordenadores.

¿Qué otros factores han afectado a la producción de ordenadores portátiles?

Como mencioné anteriormente, el teletrabajo ha sido una de las principales razones por las que ha aumentado la demanda de ordenadores portátiles. Al comienzo de la pandemia, cuando se empezó a introducir en las empresas el teletrabajo, muchos usuarios no eran conscientes del terrible rendimiento que tenían sus equipos personales. Esto, junto a los usuarios que directamente no disponían de un ordenador personal, supuso el gran aumento de demanda que dejó a prácticamente todos los proveedores a nivel nacional sin stock de ordenadores portátiles, webcams, micrófonos, etc. Tal situación nos ha llevado al aumento de precios de estos dispositivos.

La transformación digital que se ha vivido durante esta pandemia ha sido histórica. Los ordenadores han desempeñado un papel fundamental en la conexión y la continuidad de las labores en la vida de cada una de las personas. La velocidad a la que se está moviendo la industria de los portátiles para satisfacer las necesidades de los usuarios no tiene precedentes. Eso sí, se debe de estar atento a sus necesidades para que junto a la innovación, se le pueda entregar a los clientes lo que necesiten.

Departamento Informática.

Impulso Cooperativo.

Artículos relacionados:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.