Normalmente, cuando compramos un disco duro, ya sea interno o externo, vamos copiando información en él a lo largo de los años: archivos, fotos, videos, etc., sin pensar en dos cosas muy importantes.

  • Primero: la capacidad de almacenamiento que tiene el disco, de la que nos damos cuenta cuando intentamos copiar algo y el sistema operativo entonces nos informa que ya no queda espacio suficiente. Bueno, esto tiene fácil solución, podemos borrar algo y dejar espacio o podemos comprar otro.
  • Y la segunda, la vida útil del disco. Puede ser que pensemos que los discos duros son infinitos, pero no.

Como casi todo en esta vida, los discos duros también tienen su ciclo de vida útil y eso es algo a lo que normalmente no se le presta atención y luego vienen los sustos, cuandooooo…. ¡oh, horror, se ha muerto el disco duro y he perdido todas las fotos de mi vida o unos archivos súper importantes!.

 

Actualmente los discos duros se clasifican en 2 grupos:

-Discos duros mecánicos.

-Discos duros sólidos.

Los discos duros mecánicos, son los que se han utilizado toda la vida y se siguen utilizando (de momento). Como su propio nombre indica, constan de unas partes internas movibles, como son discos giratorios y cabezales móviles. Por lo que estos componentes sufren desgastes, por eso estos discos hacen ruido y generan vibraciones. Debido a esto, también tienen más posibilidades de estropearse.

Los discos duros sólidos o SSD, son los que actualmente están más de moda y a diferencia de los mecánicos, guardan la información en unos chips de memoria por lo que no tienen componentes mecánicos dentro. Son más pequeños y no hacen ruido ni generan vibraciones, por lo que su vida útil se mide en ciclos de escritura y lectura. En algún momento estos llegan a su límite y la unidad queda inutilizada.

¿Cuánto tiempo dura un disco duro?

Pues el tiempo de vida de uno y otro tipo actualmente esta más o menos equiparado.

Normalmente, viene indicado por el fabricante en ambos casos, aunque lo habitual es que puedan durar varias decenas de años, o menos, depende del uso al que se vean sometidos.

Así que la próxima vez que guardes información en el disco duro piensa en hacer una copia en otro si la información que guardas es importante, ya que más vale tener la copia por duplicado por lo que pueda pasar, que luego lamentar. Como ya he comentado, los discos duros NO son INFINITOS.

¡Hasta el infinito y más allá, solo llega Buzz Lightyear!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *